¿Recuerdas que…

…hasta hace cuatro años podríamos comprar todo a crédito? Y es que, aunque los salarios eran cada vez más bajos y los trabajos cada vez peores, pensábamos que ya éramos ricos porque nos daban préstamos para cualquier cosa. Pero todo eso era un espejismo. Un gran fraude que estamos pagando ahora. Porque los estados ayudan a los bancos, a las empresas y a los capitalistas para que no pierdan sus inversiones, pero en cambio, para l@s trabajador@s solo hay menos trabajo, menos salarios, menos pensiones, menos derechos.

Para l@s que trabajan en el empleo sumergido, sin contrato, para l@s que tienen que aceptar el chantaje del empresario cobrando lo que éste quiera y trabajando las horas que él diga, esta Reforma Laboral no supone nada nuevo.

Porque ésta Reforma Laboral lo que hace es legalizar las condiciones laborales de ese trabajo en negro, precario y sin derechos, para aplicarlas a tod@s l@s trabajado@s sin excepción.

NO VALE VOLVER ATRÁS, TENEMOS QUE INVENTAR OTRA ECONOMÍA.

Todas estas Reformas se hacen para sacar al capital de su crisis, pero a costa de traer la crisis permanente para las familias trabajadoras. Contratos basura para todos, salarios y pensiones de miseria, privatización de todo lo público, los derechos sociales eliminados…

¿Eso es lo que queremos? Ahora tenemos la oportunidad de crear otra forma de economía, en la que lo más importante sean las necesidades de las personas y no la prima de riesgo o el famoso déficit, en la que seamos más libres y más solidarios. Es posible, lo tenemos al alcance de nuestras manos, a condición de que las unamos y las trabajemos en una misma dirección.

NO TE CREAS NI LA MITAD DE LO QUE TE CUENTAN.

Esto de la economía no es ninguna ciencia perfecta. Es sólo política. Y la política no es algo neutro, que ocurre porque sí, ni porque las cosas sean inevitables. Los gobiernos ceden al que más les aprietay los polítivos toman sus decisiones en función de las presiones que reciben. Y hasta ahora, quien ha tenido capacidad para presionar es el capital internacional. Pero, ¿por qué no podemos ser las personas normales y corrientes, si somos muchos más, si somos los que trabajamos, los que sufrimos los efectos de la política?

Los trabajadores, unidos en torno a las ideas y no a las siglas, somos capaces de obligar a cambiar el rumbo de las cosas. ¿No te lo crees? Entonces, ¿en que crees tú?. Ya has visto de lo que sirve votar. Ya has visto de lo que sirve pensar que otros te solucionarán tus problemas.

¡¡ PONGÁMONOS A LUCHAR Y VEAMOS PARA QUÉ SIRVE !!

Los derechos no se negocian, se  defienden y conquistan.

Confederación Nacional del Trabajo

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s